Bendición de la cena de Nochebuena y comida de Navidad

Bendición de la mesa
Bendición de la mesa

La Parroquia Santa Eugenia os desea una Feliz Navidad. Para esta noche tan especial que celebramos el nacimiento del Hijo de Dios, os proponemos una serie de oraciones para bendecir la cena de Nochebuena.

Bendición de la cena de Nochebuena

Hoy, Nochebuena, tenemos, de manera especial y como centro de nuestra familia a Jesucristo, nuestro Señor”.

Vamos a encender un cirio en medio de la mesa para que ese cirio nos haga pensar en Jesús y vamos a darle gracias a Dios por habernos enviado a su Hijo Jesucristo.

Gracias Padre, que nos amaste tanto que nos diste a tu Hijo.
Señor, te damos gracias.
Gracias Jesús por haberte hecho niño para salvarnos.
Señor, te damos gracias.
Gracias Jesús, por haber traído al mundo el amor de Dios.
Señor, te damos gracias.
Señor Jesús, Tú viniste a decirnos que Dios nos ama y que nosotros debemos amar a los demás,
Señor, te damos gracias.
Señor Jesús, Tú viniste a decirnos que da más alegría el dar que el recibir,
Señor, te damos gracias.
Señor Jesús, Tú viniste a decirnos que lo que hacemos a los demás te lo hacemos a Ti.
Señor, te damos gracias.
Gracias María, por haber aceptado ser la Madre de Jesús.
María, te damos gracias.
Gracias San José, por cuidar de Jesús y María.
San José, te damos gracias.

Gracias Padre por esta Noche de Paz, Noche de Amor, que Tú nos has dado al darnos a tu Hijo, te pedimos que nos bendigas, que bendigas estos alimentos que dados por tu bondad vamos a tomar, y bendigas las manos que los prepararon.

Niño Dios, tú que llegaste al mundo para salvar, te pedimos años de paz.
Niño Dios, tú que naciste en un pesebre, te pedimos que no haya más miserias en el mundo.
Niño Dios, tú que naciste de una madre Virgen, te pedimos pureza en este mundo.
Niño Dios, tú que eres Salvador, sálvanos de los desastres que nos provoca la naturaleza.
Niño Dios, tú que nos diste la vida para vivirla, que la vivamos de acuerdo a tu gloriosa vida.

¡Amén!

Bendición de la cena de Nochebuena

Bendícenos, Señor, al reunirnos para cenar en esta noche de luz y celebrar así tu presencia junto a la llamada que nos haces a nacer siempre de nuevo. Bendice esta mesa símbolo del compartir que tú quieres realizar con todos los seres humanos. Manifestación de los dones que nos has hecho a través del trabajo de este año y de la generosidad que nos invitas a cultivar. Que esta noche y siempre nos visite el ángel de la Buena Noticia y abra nuestro espíritu a la gratitud, al sosiego de las cosas bien hechas de las que fluye ese empeño por que nadie quede excluido ni de la mesa ni de la fiesta. Bendice con tu paz nuestro mundo, y visita a todos los que te invocamos para que ésta y todas las noches tu presencia las haga buenas.

¡Amén!

¡¡Os esperamos a todos en la Misa del Gallo a las doce de la noche en la Parroquia Santa Eugenia!!

Después de la Eucaristía, bajaremos a tomar algo y aprovecharemos para felicitarnos la Navidad.

Bendición de la comida de Navidad

Dulce Niño de Belén, haz que penetremos con toda el alma en este profundo misterio de la Navidad. Pon en el corazón de los hombres esa paz que buscan, a veces con tanta violencia, y que tú sólo puedes dar. Ayúdales a conocerse mejor y a vivir fraternalmente como hijos del mismo Padre.

Descúbreles también tu hermosura, tu santidad y tu pureza. Despierta en su corazón el amor y la gratitud a tu infinita bondad. Únelos en tu caridad. Y danos a todos tu celeste paz.

Oración al Niño de Belén de Juan XXIII

Bendición de la comida de Navidad

Bendice nuestra mesa, esta familia reunida en torno a Ti. Un año más nos reunimos para celebrar el regalo de tu venida. Queremos darte gracias por los bienes de que disfrutamos, una comida preparada con cariño, una casa caliente, regalos, etc. Y sobre todo que estamos junto con las personas que nos quieren. Danos alegría, paz, salud, trabajo… pero sobre todo danos un corazón capaz de recibirte todos los días de nuestra vida. Te pedimos por todos aquellas personas que en esta Navidad están solas, sufren, carecen de paz y amor, por todos aquellos a quienes les falta lo necesario para vivir con dignidad, que puedan recibir tu Amor y consuelo. Abre nuestros ojos y nuestro corazón para ver en ellos tu presencia. Te lo pedimos por Cristo Nuestro Señor.