CENA DEL HAMBRE

Noticia del Boletín 18 – Año 1, del 18 de febrero de 2018

El pasado viernes, 9 de febrero, tuvo lugar la Cena del Hambre, organizada  este año por el grupo de Misiones. El tema central fue “Comparte lo que importa”, y entre los asistentes se encontraba el presidente delegado de Manos Unidas en Madrid, Gregorio Martínez; el coordinador de Manos Unidas en la vicaría, Vicente Rama y el vicario, Juan Carlos Merino. Se realizó en el salón de actos de la parroquia, que estaba ambientada con imágenes de las situaciones de las que se reflexionaría durante el acto. A lo largo de la noche hubo momentos de compartir, de debate, de compasión y de reflexión.

Al principio, para presentar la cena, se visualizó un vídeo en el que se resaltaban distintas situaciones de pobreza. La cena en si comenzó con una dinámica en la que había que elegir entre dos menús, salado y dulce, en los que la principal diferencia era  la cantidad de comida que tendría cada uno. A lo largo de la cena, los misioneros iban dejando a cada persona que tenía menú dulce unas preguntas para realizárselas a las personas de su alrededor, y así poder compartir unos momentos de cercanía. Cuando esta actividad llegó a su fin, comenzó el segundo bloque de lacena, el debate. En esta ocasión se empezó con el tema de la pobreza, el hambre y las guerras de forma global. La reflexión que guío el transcurso de esta dinámica fue el qué era lo que podíamos hacer nosotros por todas estas desgracias que surgen. La conclusión a la que se llegó fue que todos estos problemas tenían una raíz común, que realmente está más cerca en nuestra sociedad de lo que pensamos, y aquí tomó poder el término de la familia y lo que ella conllevaba: cuidar lo que tienes cerca, transmitir los valores correctos y amar al prójimo son algunos de los ejemplos que dieron.  Por último, pero no menos importante, contamos con el testimonio vital de una persona que pasó de una viva de comodidad y lujos, a tener que vivir en la calle varios años.

Esta cena del hambre ha ayudado a los que fueron para comprender la necesidad y capacidad que tienen cada uno de ellos de cambiar poco a poco este mundo, y convertirlo en el mundo que Dios siempre ha querido que sea , empezando por los círculos más cercanos para llegar a lo más alto.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *