Un cirujano “operó” a un peluche para que su paciente no se sintiera solo

Medicina con corazón

No será la Doctora Juguetes, pero su actitud se asemeja bastante. El cirujano Travis Groth se volvió una celebridad viral luego de que circulara una foto donde aparece “operando” al juguete de un chico de nueve años, que era su paciente, para que no se sintiera solo luego de la intervención quirúrgica a la que fue sometido. Es que Ryan había traído a su muñeco a cada una de las 8 intervenciones quirúrgicas a las que el niño había sido sometido.

Un cirujano “operó” a un peluche para que su paciente no se sintiera solo
Facebook Children’s Hospital of Wisconsin

El curioso hecho ocurrió en Hospital de Niños de Wiscosin, Estados Unidos, donde el doctor Groth trabaja como cirujano. En la foto, que se volvió viral en Facebook, se puede ver al médico “interviniendo” a Mike Wazowski, el juguete preferido del nene.

Cuando Ryan se despertó un poco más tarde, vio a su mejor amigo de todo el mundo sentado en la cama junto a él, vendado al igual que lo era.

La noticia no sorprendió a las autoridades del hospital: los médicos de esa institución tienen instrucciones de hacer todo lo posible para que los menores estén cómodos. Y en este caso, parece que el cirujano cumplió con su cometido. Una enfermera pediátrica de 12 años de antigûedad contó que lo hacen todo el tiempo: “animal de peluche favorito de un niño,manta, juguete o una muñeca puede ser su mejor amigo y una red de seguridad”.

Cuando la empatía se vuelve gesto de cercanía y de ternura.

“Los niños tienen que seguir siendo niños”

Los médicos del Hospital de Niños de Wisconsin entienden que los niños no son simplemente adultos pequeños y merecen ser cuidados adaptando específicamente para las necesidades únicas de un cuerpo pequeño, en crecimiento. Y significa el respeto de su infancia y tratarlos como niños.

Más allá de todos los esfuerzos para hacer que el ambiente sea cuidado, cómodo y lo más suave posible, los hospitales pueden dar miedo. Lo desconocido puede ser aterrador. Los niños son niños y se asustan. Y cuando lo hacen, a menudo se aferran a lo que mejor saben, a lo que siempre les ha traído seguridad – su animal de peluche favorito.

Fuente: Hospital de Wisconsin y Diario de Cuyo

Artículo originalmente publicado por Oleada Joven

Etiquetas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *